domingo, 9 de marzo de 2014


2 comentarios:

  1. A veces ni con los cuencos llenos, ni la arena limpia.

    ResponderEliminar
  2. Y si es por la noche, mientras duermes, ni te cuento...

    ResponderEliminar